Presentación

fijo

Hola. Esta es la primera vez que estoy abriendo un blog. Todo esto es nuevo para mí. Espero irme familiarizando pronto.

Pretendo destinar este blog a lo que se requiera para el Master en eLearning que empiezo a cursar.

A manera de presentación, actualmente vivo en El Salvador.  Nací y crecí en Costa Rica, hija de padre Español  y madre Ecuatoriana/Italiana/Salvadoreña.

Cuando tengo algún tiempo libre, procuro leer un buen libro. También disfruto visitar la montaña y la playa, que afortunadamente en este país, ambas están a la vuelta de la esquina.

Todavía no sé exactamente qué tipo de uso le daré a este blog, pero lo iré descubriendo en el camino.

Saludos,

Marielos

atardecer

Hablando de calidad en elearning

Estándar

Según el Diccionario de la RAE, calidad es la “propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor.”

De ahí que al hablar de calidad de un proceso de enseñanza modalidad elearning se busquen parámetros que nos permitan juzgar el proceso en sí.Dependiendo del modelo que se utilice,  se aplicarán unos u otros criterios.

La norma UNE 66181:2012, establece que los cuatro factores de satisfacción de un proceso son:

  1. Información general mínima a proporcionar por el suministrador de la formación virtual
  2. Nivel de calidad del reconocimiento de la formación para la empleabilidad
  3. Metodología de la formación
  4. Nivel de accesibilidad

Según el modelo del proyecto Prometeo/Qualitas, Marcelo García expresa que las dimensiones para valorar  la calidad de un proceso formativo son: 1. Contexto, 2. Diseño del programa, 3. Producción del programa, 4. Puesta en marcha del programa, 5. Implementación del programa, 6. Seguimiento

También se pueden encontrar otros criterios de calidad en otros modelos, tales como MECA-ODL (Methodology for the analysys of quality in open and distance Learning) y FLAG (Flexible Learning Advisory Group)

Cuando se analiza la calidad de otros bienes y servicios, generalmente se hace a la luz del nivel de satisfacción del consumidor. Sin embargo, un curso como producto, más allá de ofrecer un servicio de enseñanza, consiste en el acompañamiento en un proceso de aprendizaje. Entonces, buena parte de responsabilidad del éxito del proceso en sí es del mismo alumno. Por tanto, no se puede juzgar la formación sin considerar el contexto y el involucramiento personal del alumno.  Lograr que se cumplan los objetivos de aprendizaje,  así como la adquisición de competencias de la oferta académica es fundamental.

Tanto diseñadores de LMS, creadores de contenidos, tutores, administradores, gestores o cualquier otro agente que  del  proceso formativo, deben buscar siempre la excelencia del mismo, y para eso, es necesario establecer o adoptar unos parámetros previamente definidos que permitan medir de manera objetiva  la calidad del proceso.

 

 

PROYECTOS E-LEARNING

Estándar

 

 

Imagen

I. Gestión de proyectos:

En casi todo proyecto que se emprende en la vida, uno de los principales retos es adecuar las expectativas, que pueden llegar a ser muy altas, a la realidad, que por naturaleza es limitada.

En esa adecuación convergen incontables variables, dependiendo del tipo de proyecto que se trate.

En un proyecto e-learning, algunas de las variables a considerar son el tiempo con el que se cuenta para la planificación, diseño e implementación del proyecto; la cantidad de alumnos y su contexto; los recursos humanos y tecnológicos disponibles; los conocimientos previos de los participantes, así como su apertura para el aprendizaje virtual; y, sin poder obviar, el presupuesto del proyecto. Sin embargo, no debe perderse de vista que lo esencial es responder la necesidad inicial, es decir, lo que justifica el proyecto.

Para una adecuada planificación y diseño de un proyecto, se requiere definir con claridad, por lo menos, los siguientes elementos:

  1. Tema: Es necesario delimitar correctamente su alcance.
  2. Finalidad: Se refiere a la necesidad específica que se pretende cubrir con el desarrollo del proyecto.
  3. Modalidad: Si se trata de una iniciativa e-learning o b-learning.
  4. Objetivos: Pueden plantearse unos pocos objetivos generales y otros específicos.
  5. Competencias: Si se trata de un proceso formativo, se debe describir qué competencias se pretende que adquieran los participantes.
  6. Contexto educativo: Se debe tener en cuenta dónde se ubica el proyecto, es decir, cómo es el entorno, si es parte de un plan formativo de una institución educativa, si consiste en una serie de cursos libres que imparte una empresa, si es un proyecto de investigación, etc. También debe considerarse cómo es el ambiente, si los participantes tienen mayor o menor grado de compromiso con el estudio, si hay resistencia, aspectos demográficos, entre otros.
  7. Perfil de los estudiantes: Relacionado con el elemento anterior, en un proyecto formativo, se debe tener en cuenta el público al que está destinado el curso. Es necesario definir claramente los prerrequisitos. También es importante saber cuáles son los conocimientos previos de los participantes en relación al tema, las competencias digitales que poseen, su grado de disposición para comprometerse con el aprendizaje modalidad virtual, edad, grado académico, entre otros.
  8. Perfil de los tutores o responsables: Los tutores a cargo de la implementación del proyecto deben conocer a profundidad el tema, pero además contar con los conocimientos tecnológicos que requiera el tipo de proyecto. Asimismo, se deberá definir el papel que se espera de los tutores, es decir, qué tan activa será su intervención y moderación. Además, para cualquier clase de proyecto formativo e-learning, es necesario que los tutores cuenten con importantes competencias comunicativas y que sepan motivar a los participantes. En un proyecto de investigación o de tipo i + d, el perfil del profesional responsable estará más en función de su experiencia y formación.
  9. Recursos tecnológicos: Se requiere definir el tipo de plataforma a utilizarse, si se usarán blogs, redes sociales y otras herramientas de la web 2.0.
  10. Calendarización: En un proyecto formativo, se deberán fijar los plazos para el desarrollo de los contenidos y el cumplimiento de las actividades. En un proyecto de investigación, se deberán programar las diferentes etapas en un orden lógico.
  11. Contenidos: Los contenidos deben ser de calidad, relevantes en relación al tema, actualizados, acordes al público destino, atractivos y que fomenten el interés de los alumnos. Los materiales didácticos deben contar con un adecuado diseño.
  12. Actividades: Deben implementarse actividades encaminadas a cumplir con los objetivos y a desarrollar las competencias planteadas.
  13. Medios para la comunicación: Estos pueden ser sincrónicos o asincrónicos.
  14. Certificación: Diferentes proyectos pueden generar o no diferentes tipos de titulación o certificación.
  15. Estrategia de diseminación: Ya sea que se  trate de un proyecto de investigación o i + d, deberá diseñarse una estrategia para divulgar los resultados del proyecto de manera eficiente.  Para esto, el uso de blogs y  redes sociales optimizan las posibilidades para darlo a conocer. En un proceso de formación, el uso de blogs y redes sociales también puede resultar útil para atraer la atención de los alumnos desde diferentes espacios virtuales. Además, se pueden crear grupos o comunidades de interés, compartir recursos, en fin, usar otras formas de comunicación, útiles para el proceso de aprendizaje.
  16. Evaluación: La evaluación del proyecto, antes, durante y después de su implementación es un elemento esencial para lograr la calidad del mismo y su mejora continua.

 

II. Mi contexto profesional:

Actualmente en mi contexto profesional poco se conoce sobre e-learning. Soy abogada de El Salvador y he notado cierta resistencia por el aprendizaje virtual. No obstante, visualizo esta circunstancia más como un reto, que como una limitación. Considero que sería factible empezar a diseñar e implementar cursos de derecho en modalidad virtual. Inclusive, algunas asignaturas de la carrera podrían desarrollarse de esta manera.

La realidad del país es que gran cantidad de las personas que estudian en la universidad, trabajan al mismo tiempo para pagarse sus estudios. En tal sentido, tienen el día dividido entre las 8 horas de jornada laboral y las 2, 3, o 4 horas diarias que le dedican a asistir físicamente a la universidad en horarios determinados. Además de esto, las dificultades de transporte hacen que se pierda mucho más tiempo en acudir a las clases. Todo esto sin contar el tiempo dedicado al estudio individual y cumplimiento de tareas. De tal manera que para muchos, la experiencia de estudiar y trabajar resultada realmente agotadora.  Por tal motivo, considero que la flexibilidad de horarios que permite el e-learning podría ser sumamente beneficiosa para este tipo de estudiantes. Si bien es cierto que el e-learning requiere que el alumno invierta tiempo y tenga disciplina, es el mismo alumno el que puede gestionar ese tiempo de la manera que mejor le convenga y compaginarlo así con sus demás actividades.

Me muevo en el área corporativa y lo ejecutivos que dirigen las empresas, se benefician cuando conocen la legislación relacionada con los negocios.  Sin embargo, tienen limitaciones de tiempo reales que les dificultad asistir a un proceso de formación presencial. Por tanto, considero que un proyecto de cursos e-learning también podría resultarles provechoso.

Como ya he expresado anteriormente, el aspecto innovador del e-learning, la flexibilidad de horarios, la inexistencia de barreras espaciales, la infinidad de recursos y herramientas novedosas con las que se cuenta, los distintos tipos de comunicación que se generan, son algunas de las ventajas del e-learning que  me encantaría dar a conocer en mi contexto profesional. Finalmente, me gustaría poder desmentir dos falacias en torno a este tipo de formación. La primera, es que el alumno está solo frente al ordenador, y, la segunda que el estudiante se limita a leer o ver contenidos colocados en una plataforma. Este Máster es prueba de lo contrario.

Hay mucho camino por delante. De momento, debo seguirme formando para poder aportar de manera significativa lo que aprenda. 

Marielos Gutiérrez

Usando Scoop.it

Estándar

Con la herramienta Scoop.it, hice curación de contenidos relacionados con elearning.

Usé varias palabras claves para filtrar información y poder ir agregando algo de todos los subtópicos que quería incluir, por considerar relevantes para el eLearning. 

Me ha gustado mucho la herramienta. Permite buscar los temas dentro de scoop.it y también agregar recursos que están fuera. Los resultados de las búsquedas internas se pueden filtrar por tipo de fuente. Le pude poner una imagen distintiva que hice con taxgedo a mi tablero. La única desventaja que encontré fue que en la versión gratis, no se puede agregar más de 10 scoops en un mismo día.

Acá dejo el enlace. 

eLearning

Saludos,

Marielos

Nube de palabras de El Salvador

Imagen

Nube de El Salvador

En esta nube de palabras con la forma del mapa de El Salvador se encuentran las palabras claves para buscar información relacionada con mi curso, «Destinos turísticos en El Salvador». También se incluyen repositorios donde se puede encontrar información del país, tales como los repositorios de la Universidad Nacional de El Salvador, la Universidad Tecnológica, LAReferencia, FUNDE y REDICCES.

Los Patrones Pedagógicos

Estándar

I. De los Patrones en General  

Según el Diccionario de la RAE, una de las definiciones de la palabra patrón es “Modelo que sirve de muestra para sacar otra cosa igual.” Tal definición es sumamente simplista pero ofrece una idea muy genérica de qué son los patrones.

Los patrones tienen múltiples usos, empezando por la naturaleza, en la que se pueden apreciar numerosos casos de repetición de ciertos comportamientos primarios de los animales que les permiten cubrir sus necesidades básicas.

Para el ser humano, los patrones tienen que ver con la manera en que se van estructurando las distintas actividades de la vida, y estos se usan de manera consciente e inconsciente, desde lo simple, como los rituales para comer, hasta patrones complejos empleados por la colectividad, como la organización de unas elecciones.

Los patrones han cobrado especial relevancia en los ámbitos de la arquitectura y la informática. Por ejemplo, un arquitecto diseña un modelo de casa, que luego se repetirá de manera casi idéntica en todo un vecindario, teniendo en cuenta las variantes relacionadas con aspectos de ubicación, espacio, altura, entre otras, es decir, el escenario o contexto.

Entonces, un patrón describe, señala o indica un problema o situación que sucede infinidad de veces. El mismo patrón proporciona la forma de resolver el problema en cuestión o como hacerle frente a la situación, ofreciendo una posible solución o soluciones que previamente han sido empleadas y han funcionado. Cobra especial relevancia el contexto en que dicha solución se aplicará, ya que este cambiará de una ocasión a otra, así como la persona o grupo de personas que lo empleen y, por tanto, se  producirá un resultado diferente cada vez, a pesar de aplicar, en principio, la misma solución propuesta.  Con el uso de patrones se procura aprovechar al máximo la experiencia de situaciones previas y reutilizarlas en lo que sea pertinente, dándoles un orden estructurado y lógico.

II. Los Patrones Pedagógicos

Al hablar de patrones pedagógicos, se plantea  un problema o situación relacionado con la educación, cuyas soluciones serán las que ofrezca la propia comunidad educativa en base a la experiencia  de lo que se ha aplicado en otros procesos formativos y ha generado resultados satisfactorios. No se trata de ofrecer recetas de cocina o manuales aplicables a todos los tipos de enseñanza, sino más bien de ofrecer lineamientos o propuestas de solución que han tenido éxito.

En tal sentido, los patrones cobran especial relevancia para el e-Learning y el b-Learning, ya que en estas modalidades de educación, la adecuada  estructuración de la formación se vuelve imprescindible. Además, la asincronía temporal propicia la observación más minuciosa de problemas o situaciones por resolver y un análisis de los elementos circunstanciales propios de los distintos contextos.  Además, la reutilización de recursos, métodos y materiales, es característica de este tipo de educación y enriquece el proceso de aprendizaje.

Ahora bien, debe recalcarse que  los patrones no ofrecen soluciones  cerradas, estáticas o dogmáticas, ni tampoco constituyen simples silogismos lógicos. Por el contrario, como ya se dijo, se van modificando en relación a las circunstancias y contexto de quienes hacen uso de ellos. Entonces, en una enseñanza  e-Learning, los tutores pueden usar patrones para enfrentar situaciones recurrentes, pero su solución será distinta en la medida que lo sea el grupo al que esté destinado la formación y mucho más distinto será el resultado que se obtenga.

III. El lenguaje de Patrón Pedagógico de GRIAL  

El Lenguaje de Patrón Pedagógico del GRupo de Investigación en Interacción y e-Learning (GRIAL) está formado por los siguientes elementos de arquitectura: A1. Plan estratégico; A2. Planificación instruccional; A3. Acción docente; A4. Ajustes formativos; y, A5. Evaluación

Estos son los grandes pilares fundamentales para cualquier enseñanza modalidad e-Learning.

De los elementos de arquitectura se desprenden 27 elementos de diseño, es decir, los problemas por resolver que la institución ha determinado como prioritarios. Finalmente, estos elementos de diseño se resuelven por medio de dialectos o “idioms”, que constituyen las soluciones concretas a los problemas de diseño.

El modelo puede ser empleado por  otras instituciones que desarrollen programas e-Learning. No obstante, los elementos de diseño podrán variar en la medida en que varíe el enfoque de la institución y, en tanto cambien los elementos de diseño, consecuentemente cambiarán los idioms.

El lenguaje de GRIAL hace especial énfasis en el factor humano, como aspecto esencial de una adecuada formación e-Learning, y es en esa dirección que están diseñados sus elementos.

IV. Conclusiones:

Para finalizar, después de estudiar un poco sobre los patrones pedagógicos se concluye:

  • El uso de los patrones emplea la observación de dificultades recurrentes, la reutilización de la experiencia previa para la aplicación de soluciones exitosas. Empleándolos, adaptándolos y modificándolos se puede propiciar una mejora continua de los distintos procesos.
  • Los patrones pedagógicos cobran especial relevancia en las formaciones modalidad e-Learning y b-Learning. Vale la pena destacar que por un lado se aprovecha la asincronía temporal para observar de cerca el proceso con actitud crítica que permite la elaboración, uso, adecuación y mejora de los mismos patrones, y, por otro lado, la reutilización de experiencias previas, así como de los diversos recursos optimizan la formación.
  • La importancia del factor humano prevalece en el lenguaje de patrón pedagógico de GRIAL. Esta estructura puede ser usada por otras instituciones que desarrollen formación e-Learning, pero será necesario hacer las adaptaciones pertinentes dependiendo de las prioridades de la misma.

 

Marielos Gutiérrez 

 

Aprendiendo a crear un sitio web con Weebly

Estándar

Imagen

Esta semana se nos encomendó la tarea de usar una herramienta Open Source para crear un contenido educativo. Entre las opciones estaban eXeLearning, Udutu y CourseLab 2.4. También se podía diseñar una página web con Wix, Weebly, Moonfruit o Jimdo.  No conocía ni remotamente ninguna de estas herramientas, por lo que, una vez más, me puse a investigar un poquito de todas.

La idea de aprender a diseñar una página web me pareció interesante, ya que es algo que podría resultar muy útil para distintos fines, así que después de comparar, opté por Weebly. En principio me decidí porque me llamó la atención que Weebly funciona de manera intuitiva, me gustó la disposición de la página, la variedad de temas a elegir y la forma en que se presentan los menús.

Weebly es una herramienta útil para la educación. Además de colocar contenidos, se pueden incluir cuestionarios, con la opción “Encuestas”,  también se pueden agregar foros,  presentaciones y, formularios para consultas.

Lo primero que hice fue ver un videotutorial que encontré en el soporte de Weebly, dura aproximadamente una hora pero realmente lo explica todo a de maravilla. Dejo el acceso desde acá.

Las opciones del  menú de Weebly son muy fáciles de usar. Arriba encontramos tres secciones importantes: “Contruir”, “Diseño” y “Páginas”. En la primera, “Construir”,  se encuentran a la izquierda todos los iconos de contenidos que se pueden agregar arrastrándolo, tales como texto, imágenes, video, etc. Las opciones de la sección “Diseño” permiten cambiar de tema, letras y colores; y, la tercera, “Páginas”,  permite definir los nombres de las páginas que se desean crear, el orden que se les dará y el tipo de diseño.

Me costó un poco familiarizarme con el concepto de arrastrar los elementos hasta el lugar donde los quería colocar. Se que es bastante fácil, pero en principio yo hacía click en los iconos y me quedaba esperando que aparecieran y no pasaba nada porque no los estaba arrastrando. Una vez me acostumbré, me resultó cómodo.

 A manera de resumen, Weebly es muy fácil de usar. Sus principales ventajas son:

  • No requiere conocimientos previos de programación.
  • No es necesario instalar ningún programa, ni aplicación en el equipo.
  • El menú es sencillo y muy fácil de usar, con íconos grandes.
  • Permite agregar tantas páginas como se deseen, incluso en su versión gratis, y se puede hacer que dependan unas de las otras en el menú donde se muestran.
  • Es fácil también vincular, ya sea enlaces externos o del mismo sitio web. Probé hacerlo colocando botones de texto, vinculando texto simple, e imágenes.
  • Se pueden agregar muchísimos recursos, tales como imágenes, videos de youtube, documentos,  galerías, presentaciones, mapas, documentos, encuestas, botones de texto, foros, formularios de contacto, iconos sociales, incluso tiene su propia galería en la que se pueden encontrar imágenes, unas gratis y otras pagadas.
  • Ofrece una versión para móviles y tablets en la que se puede cambiar el tema si resulta visualmente más conveniente, de manera que en el mismo sitio pueda usarse un tema para Pc y otro para móviles y tablets.

Las principales limitantes que encontré fueron:

  • La Guía para Principiantes, el videotutorial y demás explicaciones contenidas en el Centro de Ayuda, están únicamente en idioma inglés. De todas formas, revisando otras herramientas open source me topé con la misma situación, y a mí me resulta más fácil leer en español.
  • La versión gratis no ofrece la posibilidad de incorporar la opción de búsqueda general en el sitio web que se está construyendo, ni permite subir videos que no sean de youtube, ni archivos de audio.
  • Incorporé en mi sitio una encuesta y en la versión gratis no podía agregar más de cinco preguntas.
  • El sistema para ubicar los contenidos en la página resulta un poco tedioso, ya que si se quieren colocar a la par dos elementos es necesario hacerlo por medio de unas columnas.
  • Me pareció un poco lento.

Colocando en la balanza la experiencia con Weebly, definitivamente que me parece una excelente herramienta de trabajo y pretendo seguirle sacando el máximo provecho que pueda. 

Esta semana también conocí la herramienta Wordle y estoy segura de que la seguiré usando.  Me gustó mucho y agregué una nube de palabras a mi sitio. La limitante que encontré es que necesito tener PDF Complete u otra opción de impresión digital que sea compatible con el sitio donde deseo subir las creaciones.  

Otro de los temas de esta semana fueron las licencias Creative Commons.  Con la Web 2.0 se crean dinámicas colaborativas, donde resulta importante compartir. Por tanto, para mi sitio web tuve el cuidado de verificar las licencias  de las imágenes y demás recursos que tomé de la web, así como de citar la fuente.  Al final, me gustó la experiencia de incorporarle una licencia Creative Commons a mi proprio sitio web.

Dejo el vínculo a mi sitio web, El Salvador, el Pulgarcito de América y espero seguir por acá compartiendo nuevas experiencias de aprendizaje.

Marielos Gutiérrez

 

 

 

 

La Web 2.0, con su ilimitado universo de herramientas y contenidos

Estándar

La web 2.0 proporciona una infinidad de herramientas virtuales que han venido a transformar el rol de los usuarios de internet, de meros receptores de información a verdaderos creadores de contenidos. En este nuevo papel, la clave radica en la interacción entre los mismos usuarios, quienes más allá de intercambiar asuntos de interés, se dedican a compartirlos por distintos medios.

Estas herramientas de la web 2.0 pueden ser usadas para muchísimos fines, desde los meramente sociales, hasta los profesionales y educativos, ya sea para una formación modalidad e-Learning, o b-Learning.

Con tantas aplicaciones disponibles y tanta información en la red, cobra especial relevancia una buena labor de curación de contenidos. El mundo actual ofrece un acceso abierto e ilimitado a la información. De ese universo de información que está en la red, docentes y estudiantes crean contenidos, para luego compartirlos, retroalimentarlos y, finalmente, obtener conclusiones propias. Es necesario saber elegir la herramienta de curación adecuada para el caso. Luego, hacer una exhaustiva tarea de selección, revisión, filtrado y discriminación de la información, para finalmente, obtener un material de calidad, sin olvidar citar las múltiples fuentes.

Tanto docentes como estudiantes, día a día, ejercen el papel de curadores de contenidos. Por tal motivo, deben contar con competencias que les permitan tener un criterio asertivo al momento de gestionar la información. En el desarrollo de competencias mediáticas, informacionales y digitales, el sentido crítico se vuelve fundamental. Ya no basta con que el estudiante reciba la lección que le proporciona el docente y se la memorice. Ahora, es necesario que el docente sepa orientar al alumno para que él pueda seleccionar la información, compartirla con sus compañeros, cuestionarla y alimentarla colaborativamente entre todos, y, poco a poco, ir adquiriendo nuevos conocimientos. El alumno adquiere una actitud completamente activa y participativa en el proceso de aprendizaje.

Esta semana se nos encomendó hacer uso de una herramienta 2.0 para la curación de contenidos. Decidí hacer uso de Pinterest porque me pareció una herramienta idónea para captar la atención de los alumnos por medio de recursos visuales. Como mi curso se llama “Destinos Turísticos en El Salvador”, hice un tablero con imágenes y videos relevantes sobre El Salvador. Además, incorporé actividades colaborativas para los alumnos. Pinterest permite hacer tableros entre varios usuarios, que pueden ir incorporando más y más pines, es decir, hacer trabajo colaborativo. La herramienta me permitió agregar recursos de tres fuentes: 1. Imágenes de mi archivo personal; 2. Recursos de la web, citando su fuente; y, 3. Tomar pines de otros tableros con la opción “repinear”.

Estoy apenas aprendiendo a usar Pinterest y empezando a conocer otras herramientas de la web 2.0. Además, he aprendido nuevos términos, como mash up, bliki, folksonomía e infoxicación (esa me encanta), pero disfruté muchísimo el proceso y la semana, en general, ha sido satisfactoria.

Se puede tener acceso a mi tablero desde acá:

Marielos Gutiérrez

Reto de la semana con Moodle: Del pánico inicial al aprendizaje

Estándar

Antes de empezar el Máster en e-Learning  de la Universidad de Salamanca, revisé la guía didáctica al detalle, tratando de terminar de comprender en qué me estaba metiendo. Encontré, entre otros términos totalmente nuevos para mí, la palabra “Moodle”, y mi reacción instantánea fue ¿y esto cómo se come?

Nunca había estudiado, ni mucho menos impartido, ninguna clase que no fuera dentro de un aula, por ende, no había tenido acceso a ninguna plataforma e-Leargning.

Ingresar la semana de bienvenida con el rol de estudiante me pareció sumamente interesante y quedé encantada con la plataforma. Estuve haciendo click en todas las opciones que tenía disponibles, paseándome por el espacio virtual. De entrada, me gustó como se presentó el material, pero me pareció especialmente bueno y determinante, el seguimiento de la tutora. Me di cuenta de lo importante que era la función del tutor. No solo como experto y guía para el aprendizaje, sino también como un motivador, una persona que debe transmitir lo que quiere enseñar, animar de manera positiva a que los alumnos den seguimiento a las actividades, y, que además debe tener paciencia ante las dudas en ocasiones básicas y reiterativas que los estudiantes planteamos.

Cuando el domingo en la noche revisé las actividades del módulo A1 y vi que en tan solo una semana había que elaborar un curso completo en  Moodle, con recursos, evaluaciones, alumnos y demás, realmente entré en pánico.

En términos normales, si no hubiera tenido la primera dificultad que fue encontrar el tema, solo la elaboración de los contenidos me hubiera podido demorar más de una semana.  Cuando he impartido clases de derecho en aula, lo he hecho con presentaciones que yo elaboro y para ello consulto gran cantidad de fuentes de información y me preparo muy bien, a veces caigo en la compulsión de querer saberlo todo en relación al tema. En este caso, no tenía la oportunidad de complicarme tanto.

Para la elección del tema, la tutora sugirió optar por uno que fuera sencillo  y del cual conozcamos bien. Inmediatamente me pregunté ¿en qué soy experta?, ¿qué conozco realmente bien? y mi respuesta fue: pues derecho mercantil salvadoreño. Luego, vi que por muy experta que fuera, definitivamente no era un tema sencillo. Busqué circunscribirlo a la incorporación de una empresa mercantil salvadoreña. Empecé a armar contenidos al respecto, ese fue primer borrador del curso, pero en la medida lo iba estructurando no me sentía bien, resultaba denso y algo aburrido. Me pareció una falta de consideración con mis compañeros de Máster matricularlos en un curso con ese tema. Bueno, seguí quebrándome la cabeza y preguntándome para qué más soy buena y que sea sencillo. Pasaron infinidad de ideas, desde recetas de cocina, pasando por literatura femenina latinoamericana, ortografía, cuidado de mascotas, uff, para que les cuento más, de verdad me costó decidirme. Luego, ya cansada de ese diálogo mental, me di cuenta que a manera de distracción, me había dedicado a conocer la mayoría de destinos turísticos de El Salvador, país donde resido hace casi veinte años. Entonces, se me prendió el foco y pensé que de algo tenía que servir tanto paseo. Me fascina hacer turismo interno y enterarme de la historia de cada lugar en este “paisito”.

Es así como llegué al tema “Destinos turísticos en El Salvador” y de ahí preparé la primera aula, “El Pulgarcito de América”. Debo reconocer que salió a la luz una faceta creativa que ni yo misma me conocía.

Bueno habiendo superado esa primera dificultad y aún muy temerosa por todo lo que había que hacer, por carecer de instrucción formal como docente, y por no haber estudiado la carrera de turismo, si no que ser una turista empírica, me puse a trabajar.

Me costó entender el concepto de aula virtual. Yo pensaba que se trataba de hacer el contenido y poner algún tipo de pestaña o enlace para que se pudiera acceder a él, pero no entendía que debía dejarlo en ese espacio en  medio de la pantalla y usar los demás recursos.  Ahora me he dado cuenta que e-Learning va mucho más allá de hacer contenidos y colocarlos en la plataforma. Para eso bastaría con hacer tutoriales, pero el concepto de aula virtual ofrece mucho más.

Poco a poco fui descubriendo los demás recursos. Me di cuenta que podía agregar imágenes, vídeos y hasta archivos de audio, los agregué. Luego, descubrí los bloques laterales y comencé a jugar con ellos. Me gustó especialmente el bloque  para ver qué usuarios están en línea en ese momento, incorporé un enlace a la página web del Ministerio de Turismo y  distribuí todos los bloques laterales a mí gusto.

Más adelante me vi estructurando cuestionarios, debates y tareas. Las limitantes de contenido pedagógico de mi curso me lo volvió algo complicado, pero lo logré. Por una dificultad que se me presentó, me puse a revisar a fondo las opciones de los cuestionarios y destaco aspectos que me parecieron muy útiles:

  • En respuestas de selección, se le puede asignar un porcentaje de acierto a las distintas preguntas. Por ejemplo, la “A” puede ser 100% correcta, mientras que la “B” en una 50%,  y las demás en un 0%.
  • La retroalimentación es una herramienta muy útil en el aprendizaje y los cuestionarios de Moodle permiten hacer una retroalimentación exhaustiva por cada pregunta, inclusive por cada respuesta. Así por ejemplo, en preguntas de falso – verdadero se puede retroalimentar de manera general, diciendo que lo correcto era tal por tales motivos, pero también se puede hacer una retroalimentación solo para quien pinchó falso y otra solo para quien pinchó verdadero.
  • Se le asigna un tema a la pregunta, que aunque no lo mira el estudiante, sirve al docente para saber de manera más rápida, sobre qué ya preguntó y sobre qué le falta.
  • Hay un banco de preguntas que se va elaborando con las mismas preguntas que previamente se han elaborado para el curso. Esto podría tener especial utilidad en contenidos complejos. Luego vi que se puede tener acceso a dicho banco desde el bloque de administración, es decir, fuera del cuestionario, lo cual creo que podría servir para otras actividades, como foros, chats y tareas.

También me gustó poder revisar el registro de participación y demás opciones que proporciona la opción informes en el bloque de administración.

Otra ventaja de Moodle  es que se pueden llevar varios cursos simultáneamente dentro de la misma plataforma.

Me di cuenta también de algunas limitantes que plantea Moodle. Creo que es necesario mejorar las opciones de comunicación sincrónica. Por ejemplo, el chat es extremadamente rudimentario. En la actualidad, estamos acostumbrados a formas de comunicación mucho más fluidas. La única verdadera ventaja que le vi es que después pude releer toda la conversación más tarde, pero creo que sería de especial utilidad que contara con las siguientes opciones:

  • Enviar imágenes.
  • Hacer y grabar videoconferencias.
  • Compartir pantallas para despejar dudas.

Otra dificultad se me presentó al configurar el calificador. A la izquierda tenía los ítems, que debía mover de lugar y no veía como seleccionarlos. Pasé mucho tiempo buscando por donde era y me llegué a sentir como en los antiguos videojuegos, cuando el jugador se topaba contra una pared y no había para donde seguir avanzando. Afortunadamente, una amable compañera estaba conectada en skype y le pregunté. Me dijo que ella había tenido la misma dificultad. Resulta que las opciones no cabían en la pantalla y había que ir abajo con un scroll horizontal a moverla hasta visibilizar las opciones de la derecha. Me resultó bastante incómodo. Luego, disminuí el zoom de mi monitor y lo pude hacer un poco mejor, pero aún así el diseño me parece poco práctico.  Se tiene que ir seleccionando los ítems casi a ciegas porque a la derecha no se ve lo que está a la izquierda.

A pesar de los atrasos y dificultades, si pongo en una balanza, la experiencia realmente ha sido muy positiva. Como dije previamente, al principio pensé que no lo iba a lograr. No es que crea que mi curso sea de gran calidad, aún me falta muchísimo por mejorar y reconozco con humildad sus limitaciones, pero definitivamente alcancé el objetivo planteado inicialmente, que era aprender a usar las herramientas básicas de Moodle.

En este proceso para mí fue vital el foro en el que despejábamos dudas. He quedado fascinada con lo que se puede lograr con este tipo de comunicación asincrónica. Por un lado, leía que mis compañeros planteaban dudas que yo misma tenía y que la tutora las iba despejando una a una. Resolví muchísimos problemas sin tener que consultar, solo leyendo el foro. Por otro lado, para mí cobró especial importancia leer que al igual que yo, todos estábamos agobiados y al principio creyendo que no lo íbamos a lograr. Me di cuenta que no era la única en esa situación y me sirvió, por un lado de consuelo, y, por otro lado, me movió a seguirlo intentando, así como hacían los demás. Luego, fui leyendo y compartiendo en el proceso, sobre cómo íbamos avanzando, superando obstáculos y empezando a entender cómo funciona Moodle. La clave estaba en no rendirse, seguir leyendo y planteando mis dudas, ya que ahí radica el verdadero trabajo colaborativo. Sin apoyo no lo hubiera logrado. Considero que la parte humana fue vital. Aunque al principio nos costó muchísimo, para el final de la semana, casi todos los cursos habían adquirido forma, los seguíamos mejorando y participando los unos en los de los otros, pero definitivamente que lo estábamos logrando.

Dentro de mis proyecciones, más adelante está elaborar un curso en Derecho. Habiéndome dado cuenta de la infinidad de recursos que ofrece Moodle, lo veo perfectamente factible y me he quedado con el “antojito” de hacerlo.

Creo que así como en mi época de adolescencia había que aprender a usar comandos de MS-DOS, ahora debemos de aprender a pensar de la manera sistemática que Moodle, con todas sus limitantes, nos ofrece.  Hemos evolucionado a resolver todo por clicks. Se que aún nos quejamos porque no es tan sencillo, pero definitivamente se ha avanzado  años luz desde entonces.

Esta ha sido una semana verdaderamente extenuante, pero me siento satisfecha y pienso en Moodle como una herramienta con infinidad de posibilidades para  elaborar y desarrollar programas educativos. Estoy entusiasmada y con muchas ganas de seguir en el proceso de aprender a usarlo.

Marielos Gutiérrez